lunes

PRIMEROS CONSEJOS, PRIMERAS EXPERIENCIAS

"Que no te agarre la teta de chupete"
"Dale la teta 15 minutos de cada lado"
"Acostumbralo de chiquito al moises"
"Dejarlo llorar le hace bien a los pulmones"

"Si no lo educás de chiquito te va a dominar"

"Si llora aún estando limpio, comido y no le duele nada, entonces es de maña"
"Si lo tenés mucho alzado se le va a deformar la columna"

"Si lo alzas mucho se va a malenseñar"


Estos fueron algunos de los consejos que recibí en mis primeros días de mamá y que en principio tomé muy en serio, hasta que me di cuenta que:
"No hay cosa más linda que ver adormentarse a nuestro bebé tomando la teta"
"Ver la carita de satisfacción cuando se duerme "pipón" de tanta leche que tomó".
"Que duerma pegadito a nosotros y ojalá que aún dormido nos regale una caricia".

Hubiera sido mejor si me hubieran dicho:
"Cuando te pide algo, lo hace llorando... averigua qué quiere, no lo dejes reclamando y reclamando"
"Claro que hay que educarlos... pero ya llegará el momento. Ahora a disfrutarlo!
"Si llora aún estando limpio, comido y no le duele nada, es muy posible que te estè extrañando".

"Aprovechá a alzarlo ahora que es chiquito porque crecen rápido"
"Tenerlo con vos lo más posible no tiene nada que ver con "enseñarlo mal"

domingo

OXITOCINA y PARTO NATURAL

La oxitocina, descubierta en 1953, es una hormona que está íntimamente relacionada con los patrones sexuales y de afecto. Particularmente en nosotras es liberada en grandes cantidades al momento del parto y durante la lactancia, ya que estimula las contracciones del útero y la producción de leche ante la succión del bebé. Pero su presencia es además fundamental desde el punto de vista afectivo ya que según el Dr. Jaime Moguilevsky: "Tiene relación con la conducta maternal, la aceptación del bebé y las ganas de alimentarlo"

Por su parte, Michel Odent, dedicado a cirugías de parto desde hace 40 años, exploró los efectos del comportamiento de hormonas que secreta la mujer en el parto, como la oxitocina y la prolactina, responsables en parte de la futura conducta afectiva del niño. "La oxitocina es la hormona del amor y del altruismo. Es fundamental en los primeros minutos de vida, un período crítico para el desarrollo de la capacidad de amar", dice Odent.

También conocida como "la hormona de la fidelidad", la oxitocina, regula procesos afectivos como el enamoramiento y ayuda a crear fuertes lazos con la pareja.
Presente también en las relaciones sexuales, estimula la circulación del esperma en el hombre y la contracción de la musculatura pelviana en las mujeres, lo que contribuye a incrementar la sensación de placer, y además, recientes estudios realizados en la Universidad de Zurich han vinculado la secreción de oxitocina con niveles elevados de confianza y solidaridad hacia otras personas.

sábado

¿QUE LE AGRADEZCO A MI HIJO?


Entre tantos sentimientos y vivencias nuevas, la maravillosa oportunidad de vivir la infancia otra vez. ¿Y vos?

domingo

MAMA POR PRIMERA VEZ

Para el momento de ser mamá me había equipado de mucha información sobre la crianza y educación de mi hijo. Tomando un poco de mi propia experiencia, la ajena, lo visto y leído, tenía ideas de qué y cómo hacer con mi bebé. Sin embargo, ya en casa, la "teoría" fue inútil y frustrante ante mi pequeño que, además de sueño y hambre, me hacía otros reclamos con desesperado llanto y que hasta que logré comprender, me arrancó más de una lágrima.

Hoy ya hemos recorrido unos meses juntos, ambos nos conocemos, nos demandamos, nos disfrutamos y satisfacemos, no es que sea todo "color de rosa", pero si hay lágrimas son de emoción y cuando sonríe, sale el sol.

Los primeros tiempos fueron muy duros para mí y seguramente también para él, ya que tuvo que enseñarme la primer lección de ser mamá: No pretender que se adapte a mí, sino yo a él.
Cuando comprendí esto, todo cambió para los dos.